El concejal de Playas recoge las banderas Q de Calidad otorgadas a las playas de Puerto de Sagunto y Almardà

Además, la playa de Puerto de Sagunto ha sido elegida la playa más accesible de España, la mejor adaptada para personas con problemas de movilidad

 
El concejal delegado de Playas, Pablo Abelleira, ha recogido esta mañana en la Diputación de Valencia, las banderas Q de Calidad Turística otorgadas este año a las playas de Puerto de Sagunto y Almardà. Además, un total de 17.426 internautas han elegido la playa de Puerto de Sagunto, en una campaña impulsada por ThyssenKrupp, como la más accesible de España.
 
Las playas del municipio han conseguido este 2015 un total de 18 banderas en reconocimiento a la calidad del agua y de los servicios. En Puerto de Sagunto y Almardà ondean 7 banderas en cada playa: Bandera Azul, Q de calidad, ISO 9001 (gestión de calidad), ISO 14001 (gestión ambiental), UNE 170001 (gestión de accesibilidad universal), certificación EMAS (gestión medio ambiental) y Bandera Qualitur (otorgada por la Conselleria de Turismo por tener otras certificaciones). Además, la playa de Corinto tiene 4 de estas banderas: Bandera Azul, ISO 9001, ISO 14001 y Bandera Qualitur.
 
Por otro lado, la playa de Puerto de Sagunto ha sido elegida la playa más accesible de España a través de una campaña impulsada por ThyssenKrupp Encasa, en la que la candidatura ha obtenido un total de 17.426 votos. Con 1.200 metros de longitud, la playa de Puerto de Sagunto, se ha convertido en la playa mejor adaptada para personas con problemas de movilidad.
 
En la segunda quincena de agosto, tendrá lugar un acto en el que ThyssenKrupp impondrá la Bandera de la Accesibilidad, además, hará una aportación de 1.000 euros al Ayuntamiento de Sagunto para reforzar los equipamientos del punto accesible de la playa.
 

El TSJ-CV no admite el recurso de Lafarge y la sentencia que daba la razón al Ayuntamiento sobre la restauración del perímetro de la cantera Salt del Llop pasa a ser definitivamente firme

26 noviembre 2021

La compañía presentó sendos recursos de casación ante el Supremo y la corte de justicia autonómica que han sido en ambos casos no admitidos. Ahora debería abonar 9,3 millones de euros y el Consistorio iniciará los trámites para abrir un expediente de ejecución subsidiaria para restaurar la zona