Fernández: “El Ayuntamiento es el único que ha cumplido con sus obligaciones con la Fundación que gestiona el Alto Horno”

La Fundación arrastra una deuda de casi 100.000 euros causada por los incumplimientos del resto de patronos. El ayuntamiento ha invertido 880.000 € en patrimonio industrial en los últimos años.

El alcalde de Sagunto, Quico Fernández, junto a otros miembros del equipo de gobierno, ha afirmado en rueda de prensa que “el problema del Alto Horno no es una cuestión de dinero”, refiriéndose al impago de 400 euros del seguro, sino “de legalidad”. La Fundación Comunidad Valenciana del Patrimonio Industrial del Puerto de Sagunto, encargada de la gestión del monumento y presidida por la conselleria de Cultura, cuenta con una deuda de 100.000 euros que incluye el impago de salarios a sus dos trabajadores desde abril de 2014. Por esta razón, la fundación no puede recibir más subvenciones. Desde el equipo de gobierno insisten en que es todo esto lo que hay que solucionar.
 
Esta fundación funcionaba con las aportaciones de sus patronos, como la Generalitat Valenciana, el Ayuntamiento de Sagunto, ArcelorMittal, Fundación Bancaixa, la Autoridad Portuaria de Valencia y el Centre d’Estudis Camp de Morvedre. Desde 2012, la mayoría de entidades privadas dejaron de aportar dinero y, además, la subvención recibida por la Conselleria se redujo de 60.000 euros a 6.000 en los últimos años. Dada la situación, Fernández asegura que “el ayuntamiento no es responsable en absoluto de lo sucedido ya que es el único que ha cumplido sus obligaciones con la fundación, yendo incluso más allá de ellas, haciendo inversiones que no eran competencia de este ayuntamiento”. En los últimos años, el consistorio ha invertido alrededor de 880.000 euros en el Horno Alto, la cubierta del museo industrial y el archivo de Altos Hornos del Mediterráneo. A modo de ejemplo, la delegada Mónica Caparrós ha apuntado que el ayuntamiento ya lleva gastados 90.000 € en la preservación y traslado de los fondos del archivo.
 

El alcalde ha destacado su voluntad por solucionar el problema: “vamos a hacer funcionar el Museo Industrial y las visitas al Horno Alto. Queremos que la fundación se ponga al corriente de pago”.
 
Por su parte, el conseller se ha comprometido a convocar a todos los miembros de la fundación para comprobar quién quiere continuar financiándola y asegurándose de que cumplen con sus obligaciones. En caso de que esta solución no sea posible, Fernández ha mostrado su disposición a que el ayuntamiento se haga cargo de la gestión de este patrimonio industrial. Para ello, el equipo de gobierno entiende que debería contar con la transferencia de fondos correspondiente por parte de la Generalitat. Otra posible solución sería que esta competencia la asumiera directamente la conselleria.
 
El alcalde señala la “mala gestión del Partido Popular como gran responsable de la situación”. En esta línea, Pablo Abelleira, concejal delegado de Patrimonio Cultural, ha criticado la reducción que hizo el gobierno del PP de las aportaciones de la Generalitat a la fundación, que pasaron de 60.000 a 6.000 euros.
 
Teresa García pregunta al Consell
La concejala y diputada autonómica Teresa García ha preguntado al Consell sobre la deuda de la conselleria con la fundación, las cantidades presupuestadas desde 2011 para su funcionamiento y si ha previsto algún tipo de actuación.

El TSJ-CV no admite el recurso de Lafarge y la sentencia que daba la razón al Ayuntamiento sobre la restauración del perímetro de la cantera Salt del Llop pasa a ser definitivamente firme

26 noviembre 2021

La compañía presentó sendos recursos de casación ante el Supremo y la corte de justicia autonómica que han sido en ambos casos no admitidos. Ahora debería abonar 9,3 millones de euros y el Consistorio iniciará los trámites para abrir un expediente de ejecución subsidiaria para restaurar la zona